martes, 2 de junio de 2020

¿Qué es Antifa? ¿Terroristas o chivo expiatorio de Trump?





El presidente Donald Trump acusa a Antifa de la ola de disturbios en Estados Unidos e indicó que ese grupo izquierdista será considerado "terrorista" como Al Aqueda y el Estado Islámico


El asesor de Seguridad de la Casa Blanca, Robert O'Brien, y el Fiscal General, Bill Barr, consideran a los miembros de Antifa como "militantes radicales" por atizar la violencia.

"Estados Unidos designará a ANTIFA como Organización Terrorista", tuiteó Trump
- ¿Quiénes son?

La palabra "antifa" proviene de antifascismo y comenzó a utilizarse a comienzos de la década de 1930 en Alemania para denominar a grupos socialistas que le plantaban cara al surgimiento del nazismo.

En las últimas dos décadas grupos antifascistas en Estados Unidos hicieron campaña por asuntos sociales.

"Creemos & peleamos por un mundo libre de fascismo, racismo, sexismo, homo/transfobia, antisemitismo, islamofobia & intolerancia", dijo en su cuenta de Twitter esta semana Antifa New York.

Pero el objetivo principal era bloquear el resurgimiento de neonazis y grupos de blancos supremacistas. Uno de los más antiguos, el Antifa de Rose City, Oregón, impidió en 2007 un festival de música organizado por neonazis.

Sus tácticas incluyen denunciar públicamente a extremistas de extrema derecha y organizar contraprotestas. Pero desde que la elección de Trump en 2016 renovó los bríos de grupos de derecha, Antifa se lanzó a confrontarlos directamente y a la desobediencia civil destructiva.

Durante la investidura de Trump, el 20 de enero de 2017, miembros de Antifa destrozaron ventanas y quemaron un auto en Washington.

En agosto de ese año estaban a la cabeza de contramanifestaciones cuando supremacistas blancos y neonazis marcharon en Charlottesville, Virginia, donde se produjeron batallas campales.

Desde entonces, ambas partes se han enfrentado en varios lugares, entre ellos Portland y Berkeley, California.

Antifa, según el Servicio de Investigación del Congreso, no tiene una organización nacional ni un líder.

El servicio la describe como una entidad "descentralizada, radical, de grupos o individuos afines".

La mayoría no son violentos, dice el informe, pero "una parte de los miembros del movimiento Antifa quiere cometer delitos para promocionar sus creencias".
- ¿Antifa impulsa las protestas?

Fuera de Trump y sus aliados, funcionarios federales y locales dicen que los disturbios generalizados de la última semana involucran a muchos grupos, tanto de derecha como de izquierda, y entre ellos, pero no solo, Antifa.

"Varios grupos terroristas domésticos de derecha e izquierda están instigando & cometiendo actos de violencia & saqueos", tuiteó Marco Rubio, presidente del Comité de Inteligencia del Senado.

La red ABC News reportó que el Departamento de Seguridad Interior cuenta con documentos de inteligencia que acusan a actores de ambos extremos del espectro político.

En Minnesota, donde comenzaron los disturbios, funcionarios dicen que los instigadores de la violencia son blancos nacionalistas, izquierdistas, anarquistas y hasta traficantes de drogas.

Mark Bray, un historiador que ha estudiado a Antifa, dijo que ciertamente activistas de esa organización están involucrados. Apuntó que su dispersa estructura, formada de pequeñas células, hace imposible saber cuántos son.

"Básicamente, no hay suficientes anarquistas o grupos Antifa para desatar por sí mismas tanta destrucción", escribió Bray en el diario The Washington Post.
- ¿Trump puede considerarlo terrorista? -

Probablemente, no. Estados Unidos carece de normas para calificar a grupos violentos domésticos de terroristas; como ocurrió con Al Qaida o Estado Islámico.

La designación mundial de terrorista es una poderosa herramienta: permite detener y encarcelar a cualquiera que exprese apoyo a esos grupos.

Eso no se aplica dentro de Estados Unidos por una simple razón: una ley así, temen muchos, tentaría a un líder a aplicarla contra rivales políticos

No obstante hay presiones para endurecer la calificación de delitos, especialmente debido a los frecuentes tiroteos masivos contra negros y judíos perpetrados por blancos nacionalistas desde hace años.

El director del FBI Chris Way dijo en febrero en el Congreso que los supremacistas blancos serían investigados de la misma forma que los simpatizantes de Estado Islámico y que se utilizarían equipos antiterroristas de la entidad.

Aunque el Fiscal, General Barr, señala a Antifa como una fuente de disturbios, tiene limitaciones para trasladar la investigación a esa fuerza antiterrorista.

Indicó que el foco debe ponerse en crímenes federales que involucren cruzar fronteras de estados para participar en disturbios.

lunes, 1 de junio de 2020

Estados Unidos en llamas en plena pandemia y Anonymous reaparece con espantosa revelaciónC


EE UU se encuentra agitada por las protestas de varios días que ocasionó la muerte de un hombre negro en manos de un policía blanco. Una cuestión que el presidente ha manejado con amenazas y acusaciones.


Los ciudadanos estadounidenses han salido a las calles a protestar por la muerte de George Floyd, un afroamericano que murió asfixiado en manos de un policía blanco. El malestar general ha ganado relevancia ocasionando destrozos y saqueos en varias ciudades estadounidenses pese a la crisis económica y a la pandemia.

Ante los disturbios, el presidente Donald Trump ha optado por ejercer un tono autoritario asegurando que sacaría el Ejercito a las calles o ilegalizar el movimiento antifacista Antifa, a quienes el mandatario acusa de liderar la violencia en las manifestaciones.

Justo ese mensaje, que Trump anunció en Twitter, fue contestado por Anonymous, el grupo de activistas o hackers, que ha amenazado al mandatario en revelar sus supuesto vínculo con el magnate Jeffrey Epstein.


“Hicisteis matar a Jeffrey Epstein para encubrir vuestras historias de tráfico y violación de niños”, afirmó el grupo junto a un enlace donde aparecen pruebas de dicha afirmación.

El archivo recibe el nombre de El pequeño libro negro de Jeffrey Epstein y fue publicado en 2019 por el grupo de activistas. En el se exponen los nombres de personajes conocidos que supuestamente asistieron a eventos realizados por el pederastra. Entre ellos se encuentran Ivanka Trump y su madre Ivana. Pero también aparecen los nombres de Naomi Campbell, el ex primer ministro británico Tony Blair, el antiguo alcalde de Nueva York Michael Bloomberg, el actor Kevin Spacey o el cantante Mick Jagger.

miércoles, 27 de mayo de 2020

Los casinos de Las Vegas reabrirán el 4 de junio: cómo será apostar con las nuevas medidas sanitarias



Bill Hornbuckle, CEO de MGM Resorts International, posa tras los acrílicos instalados en la mesa de blackjack en el hotel Bellagio (AP)

Los casinos de Las Vegas podrán abrir el próximo 4 de junio pero sólo al 50% de su capacidad y manteniendo las normas de distanciamiento social establecidas para combatir la propagación del coronavirus, anunció en la noche del martes el gobernador del estado de Nevada, Steve Sisolak.

A través de su cuenta de Twitter, Sisolak anunció el inicio de la segunda etapa de normalización de la economía del estado, que incluirá además desde este viernes la apertura, entre otros negocios, de lugares de culto, centros comerciales, cines y gimnasios con las mismas restricciones con las que tendrán que abrir seis días más tarde los casinos.

El gobernador tenía previsto anunciar esta ansiada noticia para la economía local en una rueda de prensa que tuvo que ser cancelada después de que se conociera que el gobernador podría haber estado expuesto al coronavirus, por lo que este miércoles se le hará la prueba.

Previo al anuncio del gobernador, la Junta de Control De Juego de Nevada sostuvo una reunión telefónica con diferentes entidades para ofrecer medidas a ser adoptadas en los casinos, como proveer de máscaras y controlar la temperatura de los visitantes y limpiar constantemente las mesas de juego y todos los elementos usados en los casinos.
(AP)

“Van a ver mucho distanciamiento social”, dijo Sean McBurney, gerente general de Caesars Palace. “Si hay hacinamiento, es responsabilidad de cada empleado asegurarse de que haya un distanciamiento social”, añadió.

Los dados rodarán, se repartirán cartas y las máquinas tragamonedas brillarán. ¿Pero las salas de póker? Cerradas.

Bill Hornbuckle, CEO de MGM Resorts International (AP)



“Los días de 16 personas paradas alrededor de la mesa de dados chocando los cinco unos con otros han terminado por ahora”, dijo Adam Wiesberg, el gerente general de El Cortez, al New York Times.

Los dados serán desinfectados entre los tiradores, las fichas se limpiarán periódicamente y los mazos de cartas se cambiarán con frecuencia. En algunos centros turísticos se animará a los huéspedes a utilizar los teléfonos móviles para evitar el uso de llaves o de menús en restaurantes, y los apostadores evitarán tocar las cartas, al mínimo posible.

Las propiedades de Wynn Resorts y The Venetian, propiedad de Las Vegas Sands, planean usar cámaras de imágenes térmicas en cada entrada para interceptar a las personas con fiebre. Operadores más pequeños en Las Vegas y Reno ofrecerán desinfectante de manos.

Los huéspedes recibirán máscaras gratis en los grandes resorts, pero no serán obligados a usarlas. Para los vendedores de blackjack, botones, empleados de reservas, guardias de seguridad, amas de llaves y camareros, las máscaras son obligatorias.

En el anuncio del gobernador también se dio a conocer que diez de los hoteles de la ciudad aceptaron alojar huéspedes que den positivo al virus, aunque aún no se divulgaron los nombres de esas propiedades.

Por ahora se sabe que algunos casinos tendrán reuniones con sus empleados en los próximos días con miras a la reapertura de sus propiedades. Los hoteles confirmados para abrir sus puertas por ahora son el Bellagio, el MGM Grand, el Flamingo y el New York New York.

Se sabe también que los hoteles que abrirán primero no ofrecerán ningún tipo de espectáculo o evento, como los del Circo del Sol, por ejemplo, y tampoco abrirán sus tradicionales servicios de bufet al público.

Según la patronal del juego y hotelería de Nevada (NRA), en el año fiscal 2018 la industria hotelera representó el 37% de todos los ingresos tributarios del estado, y de ese porcentaje casi la mitad provinieron de los impuestos al juego.

El sector turístico en el estado, muy ligado al juego en Nevada, generó ese mismo año fiscal 282.000 empleos directos y otros 68.000 indirectos, de ahí la importancia de su apertura para la economía local.

Los casinos de Las Vegas cerraron a mediados de marzo debido a la pandemia del coronavirus, que en Nevada ha supuesto el contagio a cerca de 8.000 personas y ha causado la muerte a 396 pacientes de COVID-19.