jueves, 21 de mayo de 2020

¿Te ejercitas llevando el tapabocas puesto? aquí te explicamos por qué es mejor no hacerlo.

Cuando nos ejercitamos es mejor no usar mascaras o tapabocas, aunque estés al aire libre, corres el riesgo de respirar aire con mucho más dióxido de carbono que oxígeno.

Aunque sea por tiempo y horarios limitados, el ejercicio al aire libre es una de las pocas actividades que no se encuentran completamente restringidas por la cuarentena. Claro que, los métodos y rutinas de ejercicio han cambiado completamente, al no tener gimnasios, piscinas o centros deportivos abiertos, se ha tenido que recurrir a otras formas de entrenamiento que se ajusten a nuestras necesidades. Por ejemplo, correr es una actividad que la gran mayoría de personas han incorporado como elemento crucial de su entrenamiento actual. En países como Lombardía estaba permitido correr durante la fase uno del aislamiento, siempre y cuando se usara tapabocas y no se llegara muy lejos del lugar de residencia.

Para la fase 2 del aislamiento, está permitido hacer footing fuera de tu propia manzana, están permitidos los parques y sobre todo puedes hacerlo sin el uso de tapabocas obligatorio, aunque se pide que se use después de terminar el entrenamiento físico. Sin embargo, muchas personas salen a caminar usando la máscara protectora o tapabocas, sintiéndose así más protegidos y seguros mientras completan su entrenamiento. Pero, hay un problema, algunos expertos señalan que no es recomendable hacer actividad física que involucre mucho cardio y estar usando mascaras o tapabocas al mismo tiempo porque se pone en riesgo la circulación al respirar un aire que contiene más dióxido de carbono que oxígeno.

Hablemos de la alcalosis.
La alcalosis se produce cuando corremos o hacemos actividad física durante varios minutos respirando aire con pocas cantidades de oxígeno y grandes cantidades de dióxido de carbono. Se trata de una patología que sucede por un exceso de bases en los líquidos, que de no compensarse aumenta el pH de la sangre de manera brusca.

Ahora ¿Qué consecuencias tiene?
Hacer actividad física en estas condiciones durante mucho tiempo mientras se respira el aire cargado de dióxido de carbono, aumenta el pH de la sangre causando hiperventilación, malestar, debilidad y desmayos.
Recomendaciones.
Teniendo en cuenta que ya se ha dicho que no es recomendable hacer actividad física o correr con el tapabocas puesto por las consecuencias previamente expuestas, si insistes en hacerlo, trata de hacer actividad física limitada y de corto tiempo acompañado de descansos entre ejercicios, regula tu ritmo cardiaco e hidrátate constantemente, otro consejo es usar mascarillas desechables, ya que brindan una mejor transpiración.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario